Clinica Bellolio

Artículos sobre Medicina Estética y Belleza » Beneficios del Ácido Hialurónico en el Cuerpo

El ácido hialurónico  es una molécula presente de forma natural en nuestro organismo, y a pesar de ser conocido por su uso en medicina estética, sus efectos para la salud son realmente sorprendentes. En el siguiente artículo te desvelamos algunas de sus propiedades.

El ácido hialurónico es fruto de la unión entre azúcares o carbohidratos AH con el agua, por la cual adquieren un aspecto gelatinoso. Cuando añadimos esta sustancia desde el exterior, obtenemos múltiples beneficios, siendo muy populares aquellos que hacen referencia al campo de la estética y la cosmética. Sin embargo, como decíamos anteriormente, también aporta grandes beneficios para nuestra salud.

Propiedades del Ácido Hialurónico

La presencia de esta sustancia es esencial para el buen funcionamiento del organismo, especialmente en las articulaciones y las capas externas de la piel. El ácido hialurónico se encuentra tanto en huesos como en cartílagos, destacando el cartílago hialino, que es el que cubre los extremos de los huesos cuando se flexionan.

Una de las propiedades del ácido hialurónico es la protección que ofrece a las articulaciones, amortiguando la fricción y los impactos sobre las mismas. Todo ello se debe a que es una especie de líquido graso y gelatinoso. La carencia de ácido hialurónico en estas zonas dificulta enormemente la movilidad. Asimismo, es uno de los tres elementos que componen los tejidos conjuntivos, junto a la elastina y el colágeno. A su vez, éstos son los responsables de unir el hueso con el músculo. Con el paso de los años, los niveles de esta molécula se reducen progresivamente.

rodilla

Para enfermedades de las Articulaciones

El ácido hialurónico es muy utilizado en medicina regenerativa para tratar enfermedades como la artrosis o la osteoporosis y además es muy utilizado en medicina regenerativa y reparadora de las articulaciones. Es común, por ejemplo, para tratar las dolencias de enfermedades degenerativas como la artrosis o la osteoporosis. Forma parte de los procesos de rehabilitación, pues mediante infiltraciones en las zonas dañadas se logra recuperar el nivel de líquido sinovial perdido.

De esta manera, mejora la calidad de vida del paciente, ya que facilita el movimiento de las articulaciones, alivia el dolor y las protege. En algunos casos este tratamiento es fundamental para que la persona que sufre este tipo de trastornos pueda retomar sus actividades diarias.

Beneficios del Ácido Hialurónico para la Rodilla

La rodilla es una de las partes del cuerpo más sensibles a la carencia de esta sustancia, por lo que sufre dolores especialmente fuertes y una gran reducción de la movilidad en estos casos. Su uso es apto prácticamente para todos los pacientes, ya que no produce efectos secundarios destacables.

Los resultados de su infiltración se dejan ver rápidamente, pues tan sólo 24 horas después de la aplicación del ácido hialurónico la zona comienza a desinflamarse y el dolor de rodilla se reduce. De hecho, en casos leves con una inyección suele ser suficiente; en otras ocasiones, hay que repetir el proceso durante semanas. Las sesiones son rápidas e indoloras, y con el paso del tiempo pueden mejorar considerablemente la calidad de vida del paciente, aportando a la rodilla protección, flexibilidad y capacidad de amortiguación.

A veces las inyecciones no son necesarias y el médico decide optar por la administración de suplementos diarios. Los encontramos en forma de pastillas, que siempre deben ser adquiridos en farmacias y bajo la supervisión de un especialista.

Posibles efectos Secundarios del Ácido Hialurónico

En cuanto a efectos adversos, las infiltraciones de ácido hialurónico no suelen provocar efectos secundarios preocupantes.

Pueden tener lugar algunas molestias, como la rigidez, la inflamación o la irritación de la piel, entre las 24 y las 48 horas aproximadamente tras su administración, pero lo normal es que desaparezcan en un corto período de tiempo.