Clinica Bellolio

Artículos sobre Medicina Estética y Belleza » 6 Riesgos de utilizar Ropa Apretada – 2018

Fajas reductivas de nueva generación, pantalones pitillo, corsés… Todos están de moda, pero es mejor no llevarlos durante muchas horas. Está demostrado que llevar la ropa demasiado ceñida no es muy saludable y puede traer consecuencias.

Si últimamente te duele el estómago, tus digestiones son pesadas o tienes más gases de lo habitual, échale un vistazo a tu armario porque tal vez el origen esté en cinturones o pantys muy ajustados. Aunque estos no son los únicos efectos negativos…

Está demostrado que llevar ropa muy apretada regularmente perjudica tu aparato digestivo y otras funciones de tu cuerpo que pasamos a enumerar:

1. PUEDE SER EL ORIGEN DE TU DOLOR DE ESPALDA

El roce constante de llevar unos tejanos o incluso un sujetador demasiado apretado:

  • Puede irritar alguno de los nervios de la espalda, lo que acaba generando dolor.
  • La ropa apretada favorece las contracturas
  • Impide que los músculos de la espalda se muevan con naturalidad. Tu cuerpo acaba compensando como puede y eso favorece las contracturas.

Pantalon

2. LA ROPA APRETADA ENVEJECE TUS CÉLULAS

Vestir con prendas que compriman la zona de la tráquea o los pulmones dificulta la respiración diafragmática, según un informe estadounidense.

  • Esto puede hacer que llegue menos oxígeno a tus células, lo que facilita el envejecimiento prematuro.
  • Tu cerebro también nota esta falta de oxígeno, y una de las consecuencias es que te cuesta más concentrarte, tienes menos agilidad mental, tu memoria falla…

3. PROVOCA ESTREÑIMIENTO

Si tienes problemas de estreñimiento y sueles llevar ropa muy ajustada, difícilmente solucionarás el problema sin cambiar de vestuario. Si vas mal al baño “olvídate” de las cinturas ajustadas

Ten en cuenta que la correcta movilidad de los intestinos es básica para la evacuación de las heces. Así que todo aquello que dificulte ese movimiento acabará provocando estreñimiento.

4. TAMBIÉN ORIGINA DAÑOS EN LA PIEL

Además de enrojecimiento y roces en la piel, las prendas muy apretadas favorecen la acumulación de sustancias de desecho y la retención de líquidos, principales causas de la antiestética celulitis.

5. AUMENTAN LAS INFECCIONES DE ORINA

Unos pantalones muy apretados favorecen el paso de bacterias del ano hacia la zona vaginal, lo que aumenta el riesgo de infecciones tanto en esta zona como de orina.

Además, la ropa ajustada también aumenta el calor y la humedad en el área genital, convirtiéndose en un ambiente ideal para la proliferación de hongos y bacterias.

6. ROPA CEÑIDA, CORAZÓN “AHOGADO”

La ropa muy ceñida aumenta el riesgo de problemas cardiacos porque dificulta la circulación venosa y linfática.

Esto favorece la aparición de trombos venosos, sobre todo en las piernas, que se pueden soltar y provocar infartos pulmonares.

Lógicamente esto ocurre cuando se usa de forma continuada ropa muy ajustada y que está confeccionado con telas rígidas como los vaqueros.

Sin embargo, esto no ocurre con las medias de compresión. Según la Dra. Beltrán, la razón es que ”tienen un diseño especial que actúa como masaje para facilitar el drenaje linfático y esto puede ser útil incluso en pacientes con insuficiencia cardiaca”.

¿QUÉ SE CONSIDERA “ROPA DEMASIADO AJUSTADA”?

Según la Fundación Española del Corazón, se considera que una prenda es muy ajustada cuando:

  • No te deja realizar los movimientos de forma natural, ya sea agacharte, estirar los brazos… o te obliga a mantener la tripa hacia dentro.
  • Después de llevarla unas horas te deja marcas en la piel.
  • Sientes hormigueo o entumecimiento en algunas partes del cuerpo como manos, pies…
  • Notas dolor en el bajo vientre o en las lumbares tras llevar varios horas tus pantalones.Si detectas cualquiera de estas señales, está claro que tus prendas deberían ser más holgadas.

    EN ELLOS… OJOS CON EL SÍNDROME DE LA CORBATA

    En los hombres el problema está en la corbata. Te aclaramos hasta qué punto el uso de esta prenda puede llegar a ser perjudicial.

    • Problemas de visión. Según un estudio publicado en el British Journal of Ophthalmology, llevar corbata aumenta la presión intraocular, uno de los principales factores de riesgo de glaucoma. Aunque un estudio posterior matiza que los niveles de presión en el ojo se normalizan 15 minutos después de habérsela quitado.
    • Dolor de cuello y hombro. Esta prenda reduce el rango de movimiento del cuello, lo que supone un esfuerzo extra para los músculos del trapecio.
    • ¿Influye en el ictus? Un nudo apretado dificulta (de forma tenue), que la sangre llegue al cerebro, tal y como se publica en Stroke. Podría perjudicar a los hombres con riesgo cardiovascular previo.