Clinica Bellolio

Artículos sobre Medicina Estética y Belleza » Rinoplastía Versus Rinomodelación

Es común que se confundan los términos Rinoplastia y Rinomodelación, ya que suenan muy similares y están dedicados al mismo ámbito de la estética, pero estos procedimientos tienen diferencias radicales tanto en su aplicación como en su resultado. Para empezar, la rinoplastia requiere necesariamente una intervención quirúrgica que implicaa un post operatorio complejo y con una serie de cuidados para evitar complicaciones, a pesar de esto puede significar grandes cambios para el paciente en cuanto al aspecto de su rostro. Por el lado de la rinomodelación, el tratamiento es menos invasivo, ambulatorio y no conlleva mayores precauciones para el paciente, aunque el gran pero, es que no puede disminuir el tamaño de la nariz del paciente, aunque se pueden hacer muchas cosas en cuanto al cambio del aspecto de esta, dándole una forma más estilizada y respingada o bien disimular su tamaño sin alterar este realmente.

rinomodelacion

En el caso de que se necesite solamente un cambio menor en la forma de la nariz, ya sea respingarla o cambiar un poco su forma para darle otro aire al rostro, es completamente recomendable hacer una rinomodelación, ya que este sería el idóneo para lograr ese cambio, de modo poco invasivo y con un leve tiempo de recuperación. Es destacable que este tratamiento no necesita anestesia general, tan solo local, además de ello no se necesita ningún post operatorio, por lo que una vez realizado el tratamiento ya se podrá estar en el mismo momento ejerciendo su quehacer diario sin mayor cuidado que evitar golpes en el área tratada, además de evitar la actividad física y presionar la región mientras el cuerpo absorbe el ácido hialurónico inyectado para que el resultado se mantenga.

En cuanto a la conocida rinoplastía, requiere una intervención en quirófano, con todas las posibles complicaciones que tiene una operación en cuanto a infecciones o resultados inesperados, además del molesto y delicado tiempo de recuperación que conlleva este tipo de cirugías.

Por todo aquello, es que si se desee cambiar el aspecto de la nariz, sin la mayor complicación que acarrea una cirugía, se puede tomar como opción directamente el someterse a una rinomodelación con Acido Hialurónico, con la previa consulta a un especialista para analizar el caso de la persona y para ver que tan similar a su pretensión puede ser el resultado final del tratamiento.

Ahora ya sabes que puedes lucir una nariz equilibrada con el resto de tú rostro sólo en pocos minutos, si quieres saber más al respecto clickea AQUÍ